Hacer soportable lo insoportable

Hoy el día se ha levantado gris, el cielo está cubierto y las nubes dominan el horizonte. Salgo a pasear, las calles están tranquilas y solo me cruzo con algunos transeúntes que caminan solos. Excepto por las voces lejanas de los niños que juegan en el patio del colegio todo es silencio. Una mañana de lunes como cualquier otra, pero con más gente y más silencio que de costumbre. Las caras tristes y preocupadas se suceden. Conversaciones escuetas. Luego a casa.

 Avanzo hacia ninguna parte y llego al parque en dónde los perros corretean ajenos a los problemas humanos, es su momento de diversión. En el bar de la esquina la propietaria barre la acera esperando a esos clientes que no llegan. Las grandes mesas en las que almorzaban hace unos meses los trabajadores de la fábrica cercana están vacías. Sólo dos mesas con algún comensal adornan la sala. También aquí, en dónde siempre había risas, gritos e historias, ha llegado el silencio.

 Cuatro clientes habituales permanecen apoyados sobre la barra. Una copa, luego otra, viendo como pasa la mañana. La mente vacía, lo insoportable se vuelve soportable. Vivir no es fácil, beber sí. Borrachos, aislados, menospreciados, solos, olvidados. Pero si lo pensamos bien solamente víctimas de la sociedad y de ellos mismos. Solos en un mundo en el que han encontrado como aliado indestructible y amigo fiel al alcohol. Abocados a una muerte prematura como Nicolas Cage en Leaving Las Vegas. Sin mañana, sin futuro.

 Pero no todo está perdido, salir del túnel de desesperanza y encontrar motivos para vivir es posible. Muy difícil para algunos, lo sé, pero POSIBLE.

  * Por los que lucharon por salir del túnel y lo consiguieron, por los que no y por los que no lo intentaron. Por las familias, por los amigos y por los conocidos que estuvieron y están a su lado. Por todas las personas que interesada o desinteresadamente lucharon por ellos. Por aquella parte de la sociedad que no rechaza sino que tiende la mano.

 * Escribo esta entrada después de leer el libro “Il a jamais tué personne mon papa” de Jean-Louis Fournier, en el que me he inspirado para escribir una parte del texto.

Anuncios

7 comentarios en “Hacer soportable lo insoportable

  1. Que relato tan triste por lo verdadero que es niña!! así está la vida…en cuanto a la película que decirte muy dura pero tan real como la vida misma
    Gracias por tu visita y apoyo en mi blog
    feliz martes todo se arreglará

    • Hola Isabel, acabo de ver tus dos mensajes. Pues sí, es un tema triste pero me apetecia hablar de él. La película me gustó bastante pero como bien dices es bastante dura por como acaba todo. Ya soy seguidora de tu otro blog! Un saludo guapa!

  2. Me encantó la película y me ha gustado mucho tu post. Es muy real y vas andando con el relato, según lo vas leyendo. Felicidades.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s